Tu psicóloga de confianza en Puerto de Sagunto

Estudios recientes señalan la importancia de que las empresas cuenten entre sus trabajadores con miembros emocionalmente inteligentes, y que parte de lo que lleva a ello, se debe facilitar por parte de la propia empresa. Es decir, facilitar, por ejemplo, la felicidad de sus trabajadores repercutirá en un compromiso emocional más firme por parte de éstos en sus labores profesionales.

Desde casi al llegar al mundo nos señalan el camino que debemos seguir, hacia dónde dirigir nuestros pasos como personas de un mundo capitalizado. Nos preparan para comportarnos en contextos públicos, para elegir los estudios según la sociedad actual, para la vida que “deberíamos” seguir y así estar dentro de lo “normalizado”. Por ejemplo, a qué edad casarnos o cuándo formar una familia, interiorizar que debemos dedicar muchas horas trabajando para ser personas de provecho… pero, ¿nos enseñan a vivir? ¿A tener mentes críticas que pidan sus necesidades y derechos y elijan lo que verdaderamente les hace felices?

A todo lo que nos enseñan o señalan, es a lo que se denomina tener una vida de éxito o de triunfo, tener un trabajo en el que pasar muchas horas a cambio de un sueldo por encima de la media, lograr tener una familia a pesar de no disponer de tiempo de calidad con ella o poder aspirar a muchos bienes materiales. En el otro extremo estaría la vida plena, o podemos denominarla vida de pasión, que es lo que hace que nuestra vida no se quede en una sensación plana, pero sí en plenitud. Aquí es dónde encontramos las necesidades individuales como pasar más tiempo de calidad con la familia, viajar, leer, trabajar de lo que nos gusta, hacer deporte y en definitiva una larga lista atendiendo a las necesidades de cada persona, se trata de la vida que está diseñada por y para ti mismo, la que nace de las inquietudes que a menudo hacemos callar por creer irracionales o imposibles de cumplir en un estilo de vida como el nuestro.

Muchas son las personas que llegan a las consultas con una vida rica en éxitos laborales, familiares… y, sin embargo, pidiendo ser más felices y negándose a dar cambios en sus vidas por las repercusiones sociales o económicas que supondrían. Y es cierto. A menudo nos puede envolver tanto la burbuja que hacer un agujerito en ella supondría ir a la deriva sin control. No siempre podemos hacer cambios en nuestras vidas como nos gustaría, además, debemos tener siempre ciertas responsabilidades para vivir dentro de un marco estable, pero este artículo va más allá, se trata de esas pequeñas parcelas de cada uno en las que sí podamos incidir, esas que podrían aceptar pequeños cambios. En esas con esfuerzo y constancia sí podemos empezar a crear una vida de pasión, aunque sea en muy pequeña medida como pasear 10 minutos o leer 5 minutos diarios, probar a entregar algunos currículums aunque no tenga esperanzas en llamadas, aprender a cocinar algún fin de semana…

 

Psic. Laura Ruiz Jurado

 

Artículo publicado en diario web El Económico

 

http://eleconomico.es/hemeroteca   (944 / 08 – 06 – 18)

Chat Online

Ahora no estoy online, déjame un email y lo contestaré en máximo 24h.

¿Preguntas? Puedo ayudarte

Aprieta ENTER para chatear