Tu psicóloga de confianza en Puerto de Sagunto

Podríamos decir, generalizando un poco, que existen dos grandes grupos de personas en cuestión a la manera de afrontar las situaciones de la vida. Están aquellos que prefieren caminar por territorio conocido con temor a lo que pueda aventurarles un cambio de rumbo, y aquellos otros que prefieren estar cambiando las piezas del juego para probar suerte cada cierto tiempo.
Lo más abundante en la sociedad sería la primera opción, es la más habitual, o con la que la mayoría de las personas se sienten más cómodas al funcionar mediante rutinas (mediante lo conocido) en el día a día. Sin embargo, también hay personas que necesitan estar en continuo movimiento para no asfixiarse de cotidianeidad.
Pensaríamos entonces, en principio, que ambas opciones son válidas, tan sólo cambiarían las necesidades individuales de cada persona, y así es pero, ¿qué ocurre si, en vez de necesidades, hablamos de situaciones desagradables o problemas? La respuesta es la misma, hay un grupo de personas que prefiere actuar, y otra tanta parte de la sociedad que prefiere esperar a que algún factor externo un día solucione la cuestión, y realmente salir de las zonas de confort cuesta un verdadero esfuerzo y niveles considerables de ansiedad para muchos, pero si lo que necesitamos es realizar un cambio en nuestras vidas para solucionar aspectos que nos están preocupando o que nos impiden conseguir ciertos objetivos, e incluso poder ser más felices… Entonces sólo si nos ponemos en marcha y provocamos acciones mediante nuestras propias manos, podremos cambiar lo que no nos gusta.
Algunas veces podrán ser hábitos poco saludables, otras relaciones tóxicas de amistades o parejas, otras ambientes contaminados laborales, o puede que sea la falta de autorrealización personal… Sea la situación que sea en tu caso la que te preocupe, sólo la puedes cambiar poniéndote en acción, recuerda, la fórmula siempre será la misma en este sentido, si algo no te ayuda o te gustaría que fuera distinto, cámbialo, no esperes a que pase el tiempo para que se solucione solo ya que esto raramente ocurre y es algo que se escapa de tu control, no debes esperar a que las cosas sucedan solas o puede que pierdas días, meses e incluso años esperando que ocurra, debes tener tu vida bajo tu propio control, construirla mediante nuevos actos, crear nuevas parcelas seguras para ti ampliando tu zona de confort y aprender saliendo tantas veces como haga falta de ésta nuevamente.
Los cambios son posibles, aunque parezcan complicados, se trata de cambiar nuestra actitud ante las situaciones, encontrar nuevas formas de interpretar las experiencias con nuestros pensamientos y aprender herramientas nuevas para reaccionar de una manera más ventajosa y eficaz, de esta forma siendo constantes en nuestro propio trabajo personal cada día y consecuentes con la idea objetivo, poco a poco comenzarán los frutos, por lo tanto, no es fácil, pero si algo no te gusta cámbialo, hoy, en este mismo momento puedes comenzar a hacerlo.

Psic. Laura Ruiz

Artículo publicado en diario web El Económico

http://eleconomico.es/hemeroteca    (911 / 13-10-17)

Chat Online

Ahora no estoy online, déjame un email y lo contestaré en máximo 24h.

¿Preguntas? Puedo ayudarte

Aprieta ENTER para chatear