Tu psicóloga de confianza en Puerto de Sagunto

Desde hace un tiempo considerable, habrán podido percibir que vienen incrementando su aparición en televisión una serie de anuncios relacionados con casas de apuestas y bingos online. El uso de las nuevas tecnologías pone a nuestro alcance actividades tan variadas como éstas, sin embargo, en nuestra sociedad y en el momento en el que se encuentra actualmente, para algunas personas este tipo de anuncios puede entenderse como una posible solución a sus problemas y malinterpretar su uso, pudiendo convertirlo finalmente en una rutina del día a día cotidiano de la que en ocasiones la persona no se sabe cómo salir. Este problema se puede deber a que, en general, los juegos de azar llevan asociado el hecho de una apuesta económica en la que se presupone que se pueden obtener unos beneficios fácilmente. Las personas que creen que efectivamente esto puede ser así y que pueden llegar a controlar el juego, podrían también llegar a acarrear serios problemas llegando incluso a padecer juego patológico, es el caso de juegos como las máquinas tragaperras, los bingos, las cartas, los juegos de apuestas o los casinos en general.
Entendemos por juego patológico, o lo que comúnmente entendemos como ludopatía, un trastorno relacionado con la pérdida del control de impulsos en el que la persona no puede controlar su conducta de juego de manera adaptada, lo que va afectando al individuo en áreas de su vida como la personal, la familiar, la laboral, la social y la económica. Al padecer este tipo de problemas, las personas que lo sufren pueden experimentar síntomas y signos del tipo de: ideas persistentes relacionadas con el juego o con la posibilidad de jugar, necesidad de jugar cada vez más dinero y más a menudo, alteraciones emocionales como la irritabilidad o nerviosismo al no poder seguir jugando o al no tener acceso a uno de estos juegos, falta de autocontrol en el juego para poder ponerle fin de una manera adaptada, intentos persistentes y repetitivos por recuperar el dinero perdido mediante más juego, engaños a familiares y/o amigos… en algunas ocasiones, el juego también puede estar asociado al uso y abuso de sustancias como el alcohol o la cocaína, sustancias que a su vez también provocan su propia sintomatología de abstinencia (alteraciones emocionales y físicas si no se dispone de la sustancia) y tolerancia (se necesita incrementar cada vez más el nivel y el tiempo del consumo de la sustancia). Muchas personas que terminan teniendo un problema de juego patológico, comienzan a recurrir a ello en busca de emociones intensas o sensaciones de riesgo, a veces potenciado junto con el efecto de ciertas sustancias, otras por motivo de un estado de ánimo deprimido…, estas personas vulnerables podrán desarrollar el problema si se presentan los síntomas o signos anteriormente descritos.
Actualmente, la terapia psicológica de orientación cognitivo-conductual interviene el problema de juego patológico con una eficacia elevada, mostrando una recuperación total en un porcentaje muy elevado de la población que presenta este tipo de problema.

Psic. Laura Ruiz Jurado

Artículo publicado en diario web el Económico
http://eleconomico.es/hemeroteca   (815/ 8 – 10 – 2015)
Chat Online

Ahora no estoy online, déjame un email y lo contestaré en máximo 24h.

¿Preguntas? Puedo ayudarte

Aprieta ENTER para chatear