Tu psicóloga de confianza en Puerto de Sagunto

Ya estamos en una de las épocas más esperadas del año para la mayoría de las personas, para los peques y para los no tan peques de la casa, llegó por fin el verano y con él también llegaron, en algunos casos, las dudas sobre qué hacer con los niños durante unos meses vacacionales en los que las responsabilidades y obligaciones suelen hacerse más flexibles.
Con la llegada de las vacaciones es común que muchos padres se pregunten si deberían o no hacer mantener a sus hijos ciertos hábitos durante ese tiempo o, por el contrario, es mejor dejarles descansar todo el verano para recargar las pilas y así poder rendir mejor durante el siguiente curso escolar. Lo cierto es que sí es recomendable que los niños sigan realizando ciertas actividades y deberes durante el verano con el fin de no perder los hábitos adquiridos durante todo ese año, así mismo, es recomendable no relajarnos demasiado en cuanto al cumplimiento de unas normas básicas en el hogar. Si los niños se acostumbran a recoger el cuarto, vestirse, poner y recoger la mesa, mantener unos hábitos saludables en cuestión al sueño y la alimentación, etc. Lo más recomendable es que no pierdan estos avances en su autonomía y responsabilidad y que sigan manteniéndolos también durante el verano para así evitar posibles conflictos y problemas con la vuelta a la rutina.
Por lo tanto, sí es bueno seguir trabajando en cierta medida durante el verano, pero así mismo, también es recomendable recordar a los padres que el verano también es necesario para que los niños descansen, no se deben programar todas las vacaciones con el único fin de no perder estos hábitos, ya que también se merecen y necesitan su propio descanso de obligaciones, además, el verano es una época del año ideal para compartir con los niños el tiempo que nos gustaría durante el resto del año y que debido a estudios, trabajo y demás responsabilidades, no podemos hacerlo, por tanto, planifica actividades de disfrute y ocio con tus hijos y deja que ellos también decidan algunas de estas actividades juntos.
Por último, si durante el curso escolar hemos percibido en los niños ciertos problemas que nos preocupan, el verano también es una época ideal para acudir al psicólogo, el factor “paso del tiempo” pocas veces soluciona los problemas, ya que no aprendemos lo que necesitamos realmente y aunque pase el tiempo los problemas continuarán, es por ello por lo que una época en la que están más relajados y sin tantas responsabilidades puede ser la adecuada para adquirir esos nuevos aprendizajes y tener más tiempo para reflexionar sobre ellos y llevarlos a cabo. Por ejemplo, es un buen momento para aprender hábitos relacionados con los estudios, ya que podrá aplicarlos desde cero al empezar el nuevo curso escolar, también será un buen momento para los aprendizajes sobre comportamientos en casa, ya que al estar libre de otras presiones se podrá adaptar de una manera más eficaz.

 

Psic. Laura Ruiz Jurado

Artículo publicado en diario web El Económico

http://eleconomico.es/hemeroteca (852/ 08-07-16)

Chat Online

Ahora no estoy online, déjame un email y lo contestaré en máximo 24h.

¿Preguntas? Puedo ayudarte

Aprieta ENTER para chatear