Tu psicóloga de confianza en Puerto de Sagunto

El miedo, la inseguridad, la baja autoestima, la falta de autoafirmación… son factores claves para poder desarrollar un fenómeno conocido como dependencia emocional.
Este problema es uno de los estados psicológicos que más pueden contribuir a la anulación de la propia identidad, ya que en él, la persona puede incluso dejar de lado sus propias necesidades con el único fin de que la pareja permanezca a su lado, es decir, se trata de un estado en el que la persona tiene una necesidad desmesurada de afecto continuo por parte del otro y que puede ocurrir en una relación puntual, pero por norma general, es un hábito que tiende a repetirse con todas las relaciones que va teniendo la persona que padece la dependencia.
Se trata por tanto de una necesidad de afecto y atención continuos por parte de la pareja que suele ocurrir en personas inseguras. En ocasiones, pueden llegar a buscar incluso a personas más dominantes o con carácter más fuerte a quienes idealizan y hacia quienes crean la necesidad de vivir junto a ellos en cada momento, puede que con el tiempo la persona dependiente vea rasgos o actitudes que no le agraden de la pareja, y a pesar de ello, crean que ya no pueden dejar de vivir junto a ella. Otras veces, las personas con este problema se vuelven cada vez más pasivas o sumisas pudiendo incluso aceptar situaciones que no les agradan con el fin de permanecer con la pareja, así además, se comienza a dar más atención y se desarrolla una hipervigilancia hacia sus necesidades para agradarle en cada momento, es decir, se refuerza el rol de cada uno de los miembros, el dependiente y el dominante.
En algunos casos, algunas de las personas que padecen estos problemas pueden enfrentarse incluso con familiares o amigos con el fin de salvar y mantener la situación que tienen y en caso de terminar en ruptura con los demás, aún estaríamos agravando más la dependencia a la persona amada, a pesar de que lejos de sentirse bien y felices, se sientan a menudo ansiosos, con estados depresivos y con sensaciones de culpa ante el abandono de otras responsabilidades laborales, familiares, personales… por atender a la pareja.
Si conoces a alguien en esta situación, no cedas en tratar de manera diferente el tema en cuestión, tampoco es recomendable alejarse de la persona que tiene el problema, se trata de mostrar complicidad y hacerle entender que necesita buscar ayuda para aprender herramientas que le hagan superar la dependencia, en algunos casos, la solicitud de la demanda puede ir encaminada a resolver la relación de sufrimiento de la pareja, en otro casos, la solicitud va más encaminada a solicitar ayuda para dejar la relación que no mejora con el paso del tiempo, en cualquier caso y sea cual sea el motivo, es conveniente dar el primer paso para poder recuperar la autoestima, la seguridad y el bienestar psicológico y emocional.

Psic. Laura Ruiz Jurado

Artículo publicado en diario web el Económico
http://eleconomico.es/hemeroteca   (820 / 13 – 11 – 2015)

Chat Online

Ahora no estoy online, déjame un email y lo contestaré en máximo 24h.

¿Preguntas? Puedo ayudarte

Aprieta ENTER para chatear