Tu psicóloga de confianza en Puerto de Sagunto

Hoy despedimos el verano y damos la bienvenida al equinoccio de otoño, en los equinoccios el tiempo cambia y el día y la noche tienen la misma duración en la Tierra y con ello, se da a la vez el paso a la nueva estación. Puede parecer curiosa la similitud que experimentan algunas personas en su estado anímico con el ambiente otoñal, la caída al suelo de las hojas de los árboles, el anochecer temprano… sin embargo, ciertos factores están relacionados con ello.
Son muchas las personas que se aquejan en las épocas de otoño y primavera sobre posibles trastornos depresivos estacionales, es cierto que la luz del sol nos ayuda a tener un estado anímico más positivo y saludable y en otoño éste comienza a aparecer menos en nuestras vidas, esto es debido a que el sol nos ayuda a sintetizar un mayor nivel de vitamina D, la cual está relacionada con la felicidad y el bienestar, de manera que al no tener luz directa solar tan a menudo, éste factor puede contribuir a que nuestro estado anímico empeore en algunos casos.
Así mismo, diversos factores pueden contribuir a modificar nuestro estado anímico y no solamente la luz del sol en la estación otoñal, entre ellos pueden aparecer:
  • Luz solar – Efecto Interno (químico): hemos dicho que afecta a nuestros neurotransmisores de la felicidad gracias a la síntesis de vitamina D.
  • Luz solar – Efecto Externo: con el cambio de luz también cambiamos nuestras rutinas diarias, salimos menos a tomar algo con los amigos o familia, realizamos menos actividades de ocio al aire libre y comenzamos a realizar actividades entorno al hogar.
  • Cambios en las rutinas: en el verano la mayoría de las personas es cuando tiene vacaciones y tiempo libre para disfrutar de los planes que les gustan, con la llegada de la vuelta al trabajo, esto cambia y se vuelve a las responsabilidades diarias, dejando en muchas ocasiones de lado el ocio, desarrollo y diversión personal.
  • Exigencias laborales: a su vez, en otoño pueden volver o aumentar debido al punto anterior las exigencias de los jefes, encargados …
  • Exigencias familiares: también aparecen otro tipo de exigencias en relación a la familia, como por ejemplo la vuelta a los colegios y actividades de los hijos.
Como vemos, son muchos los factores que pueden influir a tener un estado anímico positivo o negativo en el día a día otoñal, es por ello sumamente importante que si eres una de esas personas aquejadas por trastornos depresivos estacionales, organices el paso a esta estación con actividades placenteras y tiempos bien repartidos en la medida de lo posible. El deporte aeróbico y la buena alimentación pueden ser una medida favorable para combatir estos síntomas depresivos, pero también el tiempo de ocio, las actividades de disfrute en familia y la toma de sol con protección solar te ayudarán considerablemente, dentro de lo que tu horario y exigencias diarias te permitan.

Psic. Laura Ruiz

Artículo publicado en diario web El Económico

http://eleconomico.es/hemeroteca   (908 / 22-09-17)

 

Chat Online

Ahora no estoy online, déjame un email y lo contestaré en máximo 24h.

¿Preguntas? Puedo ayudarte

Aprieta ENTER para chatear