Tu psicóloga de confianza en Puerto de Sagunto

El chantaje emocional es una manera de abuso emocional en la que la persona que ejerce el abuso es la parte dominante de la relación sobre la que recibe el chantaje, que es la víctima. Normalmente suelen ser personas cercanas emocionalmente hablando, aunque no tiene que darse siempre de esa manera, hay veces en las que el chantaje emocional puede producirse a modo de broma y no va más allá, pero otras veces son bien serios y pueden terminar minando la autoestima de la víctima, provocando problemas psicológicos y emocionales importantes. Los casos más graves de chantaje emocional hacen que la otra persona vaya anulando su poder de libertad de elección, se trata por tanto de una forma de violencia psicológica, por lo que hay que trabajar en salir del rol de víctima lo antes posible para no caer en la trampa emocional.
Existen diferentes tipos de perfiles en las personas que usan el chantaje emocional. Algunas de las características más significativas que suelen presentar van encaminadas a las exigencias continuas hacia la otra persona a pesar de vulnerar sus derechos o necesidades, es decir, son personas poco empáticas y, por tanto, poco asertivas. No suelen dar de su parte en la relación sino que exigen más que dan enfadándose si no consiguen fácilmente lo que quieren y pueden amenazar en sus discursos para hacer a los demás cambiar de opinión utilizando las debilidades del otro. A veces serán amenazas muy claras y directas y otras veces serán amenazas que aparecen de manera más indirecta o enmascarada para que la víctima sea más inconsciente de la manipulación. En ocasiones intentan seducir para venderle a la otra parte su idea o pueden hacerse incluso las víctimas de la situación de manera simulada para generar sentimientos de culpa en la otra persona.
Normalmente es en la pareja en el tipo de relación en la que más acostumbramos a ver el uso del chantaje emocional. Es cierto que en ocasiones las relaciones se van deteriorando con el paso del tiempo y se olvidan los valores del trabajo en equipo o del refuerzo mutuo, pasando muchas veces a ser una relación de campo de batalla en la que hay que ganar al otro aplicando más fuerza, olvidando el significado de una relación amorosa. Pero también podemos ver el chantaje emocional en otro tipo de relaciones como en las de padres e hijos, y de manera bidireccional, es decir, hay hijos que lo hacen a sus padres y padres que también lo hacen a sus hijos, también en relaciones de amistad o laborales por ejemplo.
Por todo ello, si estás sufriendo chantaje emocional por parte de alguien cercano, lo más recomendable es pedir ayuda para tomar conciencia a la hora de modificar tus actitudes lo antes posible, aprender herramientas para poner límites, trabajar los sentimientos de culpa, recuperar la autoestima o manejar las habilidades sociales para poder decir no la próxima vez que te enfrentes a esta situación.

Psic. Laura Ruiz Jurado

Artículo publicado en diario web El Económico

http://eleconomico.es/hemeroteca   (937 / 20-04-18)

Chat Online

Ahora no estoy online, déjame un email y lo contestaré en máximo 24h.

¿Preguntas? Puedo ayudarte

Aprieta ENTER para chatear