Tu psicóloga de confianza en Puerto de Sagunto

Los gatos, los perros, los caballos o los loros, son ejemplos de las muchas posibilidades que hay a la hora de referirnos a tener una mascota, aunque entre las opciones más comunes suelen estar a la cabeza los perros y los gatos, siendo los grandes elegidos normalmente en nuestra sociedad como mascotas y animales de compañía.
A una gran parte de la población nos gustan los animales o nos llama la atención su comportamiento y sus formas de vida, queriendo saber más sobre ellos y en ocasiones animándonos a tenerlos en casa. En la actualidad, los animales de compañía especialmente se han ganado un lugar importante en nuestras familias, pasando a ser un integrante más del hogar, algunos de ellos además, también nos ayudan a trabajar en contextos terapéuticos como la terapia psicológica. Existen tratamientos por ejemplo con ayuda de caballos para intervenir en la mejora de los niños con parálisis cerebral o con autismo, así como tratamientos con perros para mejorar el estado anímico y bienestar de los pacientes con problemas emocionales resistentes.
Si quieres beneficiarte de los efectos positivos de tener una mascota o eres del club de los amantes de animales, ya sabrás que no es necesario que vayas a terapia con éstos para obtener esos beneficios, sino que puedes conseguirlos incluyendo a uno de ellos en tu hogar. Según los estudios científicos se han encontrado evidencias sobre los beneficios psíquicos y físicos de tener una mascota en casa, por ejemplo, entre los aspectos positivos parece ser que mejoran la autoestima de quienes están cerca de ellos debido a la aceptación incondicional de la mascota hacia las personas, facilitan la interacción social al estar interaccionando con ellos y gracias a promover las muestras de afecto mutuas, reducen los niveles de ansiedad al ayudarnos a liberar tensión y favorecer las emociones positivas, mejoran el estado anímico mejorando a la vez el sentido del humor, promueven la actividad física al movernos con ellos o hacernos cargo de sus cuidados, ayudan a centrar la atención al observarles e interactuar y disminuyen la sensación de soledad al tener una compañía constante, entre otros beneficios.
Además de todo esto, los niños que crecen con mascotas en casa aprenden a cómo deben tratar a otros seres, comprenden mejor los conceptos de respeto o de valores, así como también desarrollan un mejor sentido de la responsabilidad gracias a los cuidados que requiere la mascota.
Así que si sientes curiosidad por tener un animal en tu familia o ya lo tuviste en algún momento y estás pensando en poder hacerlo ahora, desde aquí te animo a adoptar a un animal que necesite una familia y tus cuidados, un perro o un gato sería una buena opción, y seguro que ambas partes os podéis aportar y ayudar mucho en adelante, siempre de una manera responsable y consecuente, no es recomendable adoptar a un animal al que luego no podrás atender, vaya a estar solo muchas horas o falte motivación para educarle adecuadamente.

 

Psic. Laura Ruiz Jurado

Artículo publicado en diario web El Económico

http://eleconomico.es/hemeroteca   (952 / 03 – 08 – 18)

Chat Online

Ahora no estoy online, déjame un email y lo contestaré en máximo 24h.

¿Preguntas? Puedo ayudarte

Aprieta ENTER para chatear