Tu psicóloga de confianza en Puerto de Sagunto

En psicología hablamos muy a menudo de los diferentes tipos de fobia que se pueden padecer. Pero en este caso os hablo de una fobia menos conocida. Aporofobia es la palabra que da nombre al miedo o rechazo que pueda sentir alguien hacia una persona pobre. Son muchas las personas que aseguran que está de moda poner nombre a todo. Que son temporadas. Y es cierto. La sociedad encuentra muchas veces notoriedad mediante esta fórmula. Y también es cierto que muchas veces se nombra y se utilizan ejemplos de lo que no se conoce. Sin embargo, de ahí a que algún periodista se atreva a asegurar que los delitos de odio están de moda en la actualidad, yo no diría tanto.

Incluso la propia Fundéu nos habla de moda acuñando la propia palabra, aporofobia, como palabra del año 2017. ¡Cómo si esto fuera cosa de modas! La aporofobia no es nueva. Se conoce desde que en 1995 la filósofa Adela Cortina la designara de esta manera. Gracias a ello, este fenómeno nos ha permitido obtener datos e información relevante para poder reflexionar al respecto del miedo al pobre. Sin duda, es un tema en el que deberíamos ser, cuanto menos, críticos a la hora de tomar una postura sin realizar juicios de valor al respecto.

Si echamos la vista a atrás, ya desde el colegio rechazamos a los débiles en nuestra infancia. Buscando poder destacar entre los “populares” de la clase.

Desde la crisis económica mundial, el número de personas pobres en el mudo no ha parado de crecer y, en Europa, sufrimos una crisis de situación migratoria desde hace ya mucho tiempo atrás. Los ricos y los pobres cada vez están más diferenciados y los primeros rechazan parecerse a los segundos, también, cada vez más. Buscan diferenciarse mediante artículos caros o posesiones exclusivas. Todos vemos a diario en los informativos el rechazo hacia el extranjero pobre, pero no tanto hacia el extranjero rico que vive como uno más. Esto nos demuestra que, en muchas ocasiones aunque no siempre sea así, el objeto del odio no es tanto la raza como la pobreza.

Según el observatorio Hatento, el 47,1% de las personas entrevistadas sin hogar habían sufrido delitos por aporofobia en algún momento. Y, de ellas, un 81,3% sufrieron, además, más de un incidente. Quién no recuerda afligido con el pueblo de Barcelona la muerte de Rosario Endrinal. Rosario fue asesinada por tres jóvenes en un cajero en 2005. La quemaron viva cruelmente. Desde entonces, nueve personas sin techo más han sido asesinadas en España, éstas sin voz. Esto es aporofobia.

La responsabilidad de nuestras acciones es tan solo nuestra. Sin embargo, para que esto sea así y seamos libres en nuestras decisiones, a la hora de hablar de hechos sociales tan importantes deberíamos, al menos, conocer el nombre y el motivo de las cosas. De esta manera, sí podemos posicionarnos. Y el conocimiento nos permite ser un poco más libres.

Laura Ruiz Jurado

Artículo publicado en diario web El Económico

http://eleconomico.es/hemeroteca (989 / 17-05-2019)

Chat Online

Ahora no estoy online, déjame un email y lo contestaré en máximo 24h.

¿Preguntas? Puedo ayudarte

Aprieta ENTER para chatear